DISFRUTANDO EL BONSAI

Mi afición por el bonsái comienza en 1986, al presenciar una demostración del maestro Pepe Villaescusa. Con el he aprendido a trabajar los árboles buscando sus partes mas naturales. Desde entonces mi preocupación ha sido aprender con los mejores maestros del momento, devorando toda la literatura de bonsái disponible.

Desde 1990 imparto cursos a aficionados de todos los niveles, enseñando toda mi experiencia.
A partir de 1992 paso a formar parte como asesor y responsable técnico de la empresa YOKO BONSAI.S.L. con la que continuo hasta la fecha
En 1996 cristalizo mi sueño de fundar Jardín Moyogi. S.L. empresa dedicada a la jardinería, al paisajismo, especializándome en JARDÍN JAPONÉS. Y, sobretodo, al mundo del BONSAI.
En 2007 viajo a Japón a conocer directamente la filosofía oriental y técnica de bonsái, trabajando en el Jardín Taisho-en, vivero escuela del maestro NOBUICHI URUSHIBATA, aprendiendo técnicas y desarrollo de trabajo de diseño y de cultivo. También en el mismo año comienzo a impartir un renovado CURSO CONTINUADO DE BONSAI, en las instalaciones de mi vivero. El cual se ha convertido en fuente de nuevos amigos y de interesantes trabajos.
Compartir mis conocimientos me empuja a perfeccionar las técnicas, aprendiendo dia a dia con la experiencia de mis alumnos y las evoluciones de los trabajos en las clases. Una verdadera regeneración del interés por nuestra afición común.

Dirijo talleres de trabajo y desarrollo demostraciones en diferentes eventos y asociaciones. Asimismo he participado en programas de Televisión ( Canal 9, Televisión Valenciana) con demostraciones y publicado diferentes artículos en revistas especializadas (Bonsai Autóctono) para compartir mi pasión por el Bónsai.
Intento mantener un calendario de ACTIVIDADES activo, manteniendo la conexión con el mundo del bonsái. Organizando talleres y tutorias personalizadas.
Procuro visitar tantas exposiciones como me permiten mis obligaciones, congratulándome con la excelente salud y nivel del bonsái nacional.
Mi objetivo es buscar la mejora constante, dejando evolucionar mis árboles. Intentando seguir con la misma ilusión del primer día, trabajando con constancia, pero disfrutando de la esencia de la naturaleza.

Siempre disfrutando el bonsai.